Derecho Colaborativo

¿Qué es el Derecho Colaborativo?

img-manosEl derecho colaborativo es un método alternativo de resolución de conflictos, innovador, colaborativo y amistoso, pero sobre todo es una nueva forma de entender la defensa jurídica y la justicia desde unos principios y valores.

Es un proceso que se centra en las necesidades e intereses de las partes, muchas veces ocultos para ellas mismas, separando a la persona del problema, gestionando las emociones y las relaciones entre las partes, a las que se hace partícipes en la búsqueda y adopción de la solución acordada y realmente satisfactoria.

Su base es la negociación en equipo entre los abogados y sus clientes y otros profesionales (notarios, economistas, graduados sociales, psicólogos, psiquiatras, pedagogos, coaches, mediadores, árbitros, terapeutas…) que puedan colaborar para alcanzar un acuerdo a largo plazo, a través de soluciones creativas desde los valores de respeto, transparencia, equidad y confidencialidad. Es un proceso en el que las partes son protagonistas en la búsqueda de soluciones.

Para la búsqueda satisfactoria de soluciones, se requiere la máxima transparencia y el intercambio de información relevante. Por lo que las partes deben respetar la confidencialidad del proceso.

A su vez, los abogados colaborativos participantes en el proceso, se comprometen a que en el caso de no llegar a un acuerdo satisfactorio, no podrán representar a sus clientes en un futuro contencioso sobre la materia.

A continuación os dejamos dos vídeos sobre el Derecho Colaborativo, el primero sobre su aplicación en el ámbito de la empresa y el segundo en el ámbito de familia:

Principios del Derecho Colaborativo

  • Trabajo en equipo
  • Buena Fe
  • Confidencialidad
  • Transparencia
  • Solución compartida según los intereses de las partes
  • Participación de varios profesionales

¿Para qué?

En búsqueda de una resolución satisfactoria de un conflicto, el derecho colaborativo se podrá aplicar en las materias más cotidianas de nuestro alrededor.

Es por ello, que esta práctica es de aplicación tanto al derecho de familia como al de los trabajadores y al mundo empresarial. En principio, dentro del respeto a la legalidad, es aplicable a cualquier área del derecho y especialmente:

  • Derecho de Familia
  • Derecho Mercantil
  • Derecho Laboral
  • Derecho Civil

Diferencias con otros Métodos

Arbitraje

A diferencia del Arbitraje, que es en definitiva un juez privado, las partes deciden por sí mismas la solución que más les conviene, sin dejar que sea un tercero quien decida por ellas.

Mediación

Aunque con la Mediación tiene muchos aspectos en común, el mediador es y tiene que ser neutral, mientras que los profesionales que intervienen en el proceso colaborativo representan a las partes y requieren determinada cualificación profesional. Tratan de buscar una solución a largo plazo.

La mediación requiere de un conflicto previo, cosa que no sucede en el caso del derecho colaborativo, donde su eficacia se incrementa si los acuerdos se planifican con carácter preventivo.